Tip 4 Ciberseguridad: El peligro de los correos electrónicos

Diariamente recibimos infinidad de emails a nuestro correo electrónico, emails que en muchos casos pueden esconder un gran peligro para nuestro dispositivo o para nuestros datos personales. Los emails o correos electrónicos son una de las principales vías de entrada de virus y toda clase de amenazas para la seguridad de nuestros dispositivos.

El número de correos electrónicos con contenido malicioso que se reciben diariamente van aumentando a pasos agigantados. Este gran aumento ha venido provocado en cierta parte por la poca seguridad y desconocimiento de los usuarios, así como por las técnicas de persuasión de ingeniería social empleadas por los ciberdelincuentes.

Nadie se encuentra libre de poder recibir correos electrónicos extraños, sospechosos o peligrosos. Todo aquel email que resulte sospechoso ha de ser eliminado inmediatamente, sin abrir o descargar archivos adjuntos ni clicar en ningún link que se encuentre en el cuerpo del mensaje.

¿Cómo detectar si un correo electrónico es peligroso?

Existen muchos factores o aspectos que nos pueden hacer sospechar inmediatamente de que se trata de un correo electrónico peligroso como, por ejemplo:

  • Si se trata de un correo electrónico que está mal redactado o con fallos ortográficos
  • Si se encuentra escrito en un idioma en el que normalmente no recibes tus comunicaciones o demás correos electrónicos 
  • Si es necesario que te descargues archivos adjuntos, sobre todo tipo .exe, .com, o .bat
  • Si la dirección de correo está incompleta o resulta extraña
  • Si cuenta con enlaces que resultan extraños o sospechosos
  • Si te piden dinero en el correo (independientemente del remitente del correo, ya sea el banco, un transportista (Correos, DHL, etc.), la DGT, Hacienda, entre otras posibilidades
  • Si desconoces al remitente y te pide información personal
  • Si emplean un tono de urgencia o utilizan una fecha límite
  • Si te convierten en ganador de un concurso o premio imaginario
  • Si te piden realizar transacciones millonarias totalmente ilegales
  • Entre otros supuestos

Debe tenerse en cuenta que no siempre el email provendrá de una dirección desconocida, en ocasiones puede parecer una dirección real, una dirección fiable, pero lo más conveniente siempre es que si tienes cualquier clase de aviso, notificación o información relevante de cualquier sitio web en el que dispongas de cuenta lo más seguro es olvidarte del email en cuestión y acceder directamente desde tu cuenta personal, sin clicar en links o descargar nada.

De este modo podrás comprobar directamente en tu cuenta si realmente ese aviso, esa información o esta notificación que has recibido es real, es verídica. Cuando recibas un email y tengas dudas de si es real, lo mejor es que siempre accedas de forma directa a tu cuenta desde el sitio web en cuestión, nunca desde el email. Algunos emails pueden venir con la dirección enmascarada y parecer muy reales.

No dar información personal por correo electrónico

Es esencial que tengas presente que NUNCA se debe dar información personal sensible, ya que cualquier ciberdelincuente podría acceder fácilmente a tu cuenta con tu información o suplantar tu identidad para hacer lo que desee. Evita proporcionar información personal del siguiente tipo:

  • Nombres de usuario y contraseñas
  • Números de tarjetas de crédito
  • Números de identificación personal o PIN
  • Números de cuentas bancarias
  • Fechas de nacimiento
  • Apellidos
  • Etc.

Si deseas evitar ser engañado, si deseas evitar que tus dispositivos se vean afectados por un virus o bien que tu información personal se vea afectada o vulnerada por un malware que pretenda hacerse con tu información personal, recuerda que nunca deberás descargar archivos adjuntos ni clicar en ningún link. Nuestro país es uno de los que mayor número de emails falsos y peligrosos recibe cada día, de modo que es esencial ser en todo momento muy precavidos.

Lo más importante es usar el sentido común, ya que muchos de los ataques que se producen son a consecuencia de un descuido o un error por parte del usuario. Es esencial ser muy cuidadosos, ya que dar un paso en falso puede salirnos muy caro. Son muchos los riesgos asociados del uso del correo electrónico, de modo que resulta indispensable preservar en todo momento la privacidad y seguridad.

Me puedes encontrar en jordigarcia.eu y en tecch.eu.

Acerca de Jordi G. Castillón

Técnico en Ciberseguridad, IA, análisis de datos y Compliance legal. Escribo. Enamorado de mis perros y apasionado por los viajes y por la fotografía.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.